Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
Poesia Y Política
Blog de RicardoLuis Plaul
« Blog
« Cuba
08 de Diciembre, 2012    Relatos cortos

Relaciones Peligrosas

Por Ricardo Plaul

Cuando entraron en el inmenso lobby del hotel internacional atrajeron la mirada de la mayoría de los presentes y provocaron algunos comentarios socarrones por lo bajo cuando los vieron tomados de la mano. La imagen de él, al lado de la espigada jovencita causó repugnancia y rechazo. La colorida camisa de mangas cortas apenas si cubría su vientre voluminoso y el cabello largo en la nuca no lograba disimular su avanzada calvicie. La diferencia de edades era evidente y la hipótesis mayoritaria era que se trataba de algún ricachón acompañado de una escort internacional. Muchos especulaban cuánto le había salido costear semejante lujo a un hombre nada atractivo. No dejó de llamar la atención de que ambos hablaran en castellano. Supusieron, por el acento, que provenían de España. A los que observaron a la chica con atención los conmovió la mezcla de dolor y furia que anidaba en sus ojos.
La imagen de esos dos en la cama recorrió las mentes afiebradas de los turistas de nacionalidades diversas que aprovechaban el "all inclusive" ingiriendo enormes cantidades de bebidas de todo tipo. Pronto la temática de las posibles relaciones que unían a la pareja derivó en comentarios de otra índole y la atención se desplazó hacia otros temas tan intrascendentes como el anterior.
Pedro Gimenez y Amalia Serafino, militaron en las llamadas "formaciones especiales revolucionarias" desde el comienzo del golpe cívico-militar. Se habían conocido en la facultad de Filosofía y Letras de la calle Independencia y no se separaron desde entonces. En el 77 ella quedó embarazada y decidieron exiliarse para dejar a salvo a la beba por nacer. Con la ayuda de la embajada de Holanda consiguieron pasaportes falsos y después de varias peripecias lograron viajar a España. Allá fueron alojados por Horacio, hermano de él, quien a regañadientes dio cobijo a los dos "guerrilleros" como los llamó desde que llegaron. Las agrias discusiones políticas que mantenían duraban hasta la madrugada.
Valentina mantuvo desde pequeña una buena relación con su "tío gordo" como lo llamaba cariñosamente. No puso entonces demasiados reparos cuando sus padres le dijeron que tenían que hacer un viaje a su país de origen por negocios y que pronto retornarían. La dejaron al cuidado de su querido tío. La verdad era que comenzaba la contra-ofensiva y ellos fueron llamados a combatir. Valentina los acompañó cuando José Gomez, un argentino refugiado en Barcelona, les consiguió documentación falsa a cambio de una gruesa suma de dinero que el tío proveyó, no sin protestas, pero contento de sacarse a la pareja de encima. A José, un apuesto jovencito, le resultó muy simpática la niña y le dijo que si alguna vez le hacía falta algo que lo viniera a ver.
Apenas se desarrolló como mujer comenzó la tortura. Cada noche cuando se abría la puerta, Valentína sabía lo que se avecinaba. Lo que comenzó como un juego se transformó en intolerable y sistemático abuso. Los golpes que recibía cuando lo insultaba eran el mal menor. Las manos sucias, torpes recorrían su cuerpo delgado y se metían en todos sus orificios. Su aliento fétido de alcohólico irrecuperable la acompañaba aun cuando no estaba a su lado.
Sus padres jamás regresaron. Sus cuerpos nunca fueron hallados.
A la mucama del hotel le extrañó que por segundo día consecutivo hubieran colgado el cartelito de "no molestar" en la puerta de la habitación. Decidió golpear y ante la falta de respuesta entró y prendió la luz. No pudo ahogar el grito de horror. Cuando pudo recobrarse de lo que había visto, salió corriendo descompuesta a llamar a la seguridad. El jardinero la detuvo cuando estaba a punto de desmayarse y se comunicó por teléfono con la recepción.
El médico forense explicó, después de la autopsia, que el cuerpo de quien en vida fuera Horacio Gimenez había recibido treinta y dos puñaladas con un cuchillo de cocina. El mismo que fuera utilizado para cortarle post mortem los testículos que fueron encontrados en un jarrón del cuarto.
Valentina Gimenez consiguió huir el día anterior al descubrimiento del cadáver formando parte de un contingente de turistas canadienses con un pasaporte falso y una peluca rubia que fue hallada en un cesto del aeropuerto de Quebec, con vestigios de su ADN.
La policía canadiense es famosa por no dejar escapar a su presa. Los argentinos son famosos por su creatividad.



Palabras claves , , ,
publicado por ricardolplaul a las 10:08 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
SOBRE MÍ
FOTO

Ricardo Plaul

escribir poesía, reflexionar sobre la realidad.

» Ver perfil

CALENDARIO
Ver mes anterior Noviembre 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930
BUSCADOR
Blog   Web
TÓPICOS
» Cooperativismo (7)
» Eventos (0)
» Pedagogía (50)
» Poesía (175)
» política (191)
» Proyectos (4)
» Relatos cortos (23)
» Sociedad (59)
NUBE DE TAGS  [?]
SECCIONES
» Inicio
ENLACES
FULLServices Network | Crear blog | Privacidad