Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
Poesia Y Política
Blog de RicardoLuis Plaul
03 de Mayo, 2010    Pedagogía

La evaluación educativa


A pesar de toda la teoría didáctica que se ha escrito al respecto, cuando se habla de evaluación enseguida aparece en el imaginario de docentes, padres y alumnos la situación de examen. Ambos conceptos siguen unidos, ligados a una teoría de medición de resultados, aunque halla aparecido en el vocabulario docente el término "acreditación" para reemplazar eufemísticamente al de examen, como necesidad de certificación institucional de ciertos resultados.  
Romper con el discurso tecnicista vinculado al conductismo y comenzar ha considerar la dimensión social del proceso evaluativo ha sido un desafío difícil de cumplir. En una sociedad competitiva e individualista, donde lo importante es no ser "nominado" y excluido, la reflexión sobre lo aprendido y lo enseñado, sobre el cómo y el para qué, dejan de tener importancia para preocuparse sólo por la calificación y sus resultados prácticos (aprobé- no aprobé, pasé - no pasé). Los condicionamientos y efectos sociales del proceso por lo general son dejados de lado.

"Lo fundamental es conocer el papel que desempeña, la función que cumple, saber quién se beneficia de ella y, en definitiva al servicio de quién se pone" Santos Guerra, Miguel A. 1996

Ya en la década del 80, Diaz Barriga planteaba que pensar la evaluación como una actividad social implica preguntarse : qué papel juega la evaluación en un país capitalista dependiente y hasta dónde los sistemas de evaluación de estos países funcionan como una forma de legitimación de la imposibilidad del Estado para dar escuela a todos.

" No se puede negar el papel de control social que se ejerce con la evaluación, donde también la legitimación se efectúa sobre ciertas desigualdades sociales , puesto que los más favorecidos económicamente resultan escolarmente favorecidos, no podemos negar que los actuales sistemas de exámenes cumplen con esta función de control". Diaz Barriga, 1989

"Partir de situaciones desiguales y pretender comparar los resultados utilizando los mismos raseros es una fórmula radicalmente injusta de ejercitar una aparente justicia" Santos Guerra. M A , 1996

La evaluación sólo tendrá sentido si está referida a personas concretas en situaciones concretas, en relación con los valores de una cultura determinada y a la forma de aceptación de esos valores. Es en la particular y heterogénea realidad latinoamericana, signada por la concentración de la riqueza en pocas manos, por el analfabetismo cultural, el abandono y la repitencia que afecta a los sectores populares, que debemos analizar la evaluación educativa.
Debemos hacer el esfuerzo colectivo en cada institución escolar para que , teniendo en cuenta las características del alumnado y su entorno, dejemos de considerar a la evaluación como una actividad terminal con intenciones meramente administrativas, para empezar a considerarla como un proceso comprensivo de la situación específica de aprendizaje y de enseñanza que posibilite la transformación superadora de la misma.

"..constituye un proyecto de investigación que, además de abordar teóricamente el problema a investigar, debe determinar a su vez las estrategias de recuperación e interpretación de la información más significativa en los distintos niveles o etapas en que se va a desarrollar" " ...la evaluación es, ante todo, una tarea consustancial del quehacer pedagógico, un factor que da cuenta de lo más significativo del acontecer grupal , un concepto didáctico que ayuda a los sujetos de la educación, no únicamente a verificar y certificar los resultados de la empresa docente y educativa, sino fundamentalmente a comprender y explicar el significado del proceso educativo. Porfirio Morán Oviedo

Evitar el sentido vertical y descendente de la evaluación implica convertirla en un proceso de diálogo y reflexión que plantee el compromiso participante de todos los involucrados, que los convierta alternativamente en objetos y sujetos del proceso.

"En la perspectiva curricular crítica, la evaluación es un acto de conocimiento fundado en la comprensión y que se construye entre los participantes". Vilma P de Di Pego, 1999.

"Para conocer la realidad de sus significados relevantes hay que sumergirse en el curso real y vivo de los acontecimientos y conocer las interpretaciones diversas que hacen aquellos que las viven" Perez Gomez, 1983

La concepción de evaluación que sostengamos estará ligada indudablemente a las concepciones de conocimiento, de aprendizaje y de enseñanza subyacentes en nuestras prácticas. Si consideramos al aprendizaje como un proceso de reestructuración de la conducta, en el que el sujeto o los sujetos interactivamente avanzan y retroceden , espiraladamente, a través de sus dudas , sus errores, hipotetizando, discutiendo, confrontando pareceres, dialogando, practicando, atemorizándose frente a lo nuevo, entonces la evaluación irá acompañando en forma continua este proceso, analizando cuáles son los obstáculos, los caminos seguidos, las contradicciones, los temores, la variedad de soluciones ofrecidas, lo no previsto, los nuevos interrogantes planteados, y la posibilidad de mejorar el proceso individual y grupal y sus resultados. La evaluación se convierte así en parte del proceso de aprendizaje y de enseñanza y no en su estadio final.

"La evaluación se concibe como un proceso en el que grupos organizados de docentes y alumnos, comprometidos en una situación cooperativa centrada en la comprensión para la mejora, evalúan tanto la construcción de significados, como el nivel de interacción entre los integrantes, la misma calidad de la cooperación instituida y la implicación genuina de los participantes en la tarea." Vilma P de Di Pego, 1999

La evaluación se convierte así en una acción comunicativa que se da en un marco cooperativo en el que los alumnos y los docentes se comprometen en mejorar los procesos de enseñanza y de aprendizaje.
Es necesario entonces, construir un espacio de discusión y análisis, que posibilite la reconstrucción enriquecedora de los esquemas referenciales de alumnos y docente/s, orientándolos hacia nuevas elaboraciones del conocimiento, propiciando a la vez en el sujeto la auto conciencia de sus procesos de aprendizaje. Me parece importante rescatar la noción de esquema referencial operacional, desarrollada por Pichón Riviere, como conjunto de conocimientos, sentimientos, y afectos con los que se piensa y actúa, ya que el aprendizaje como proceso está mediado por el esquema referencial, que se moviliza al entrar en contacto con una información nueva.
Se deberá tener en cuenta que en cada situación de enseñanza y aprendizaje, si bien se trata de tener en cuenta todos los aspectos del proceso, no todo se puede evaluar y por lo tanto el docente deberá estar capacitado para tomar la decisión de qué evaluar y cómo hacerlo, en referencia al proceso de aprendizaje del alumno y a su propia praxis. Los instrumentos que se seleccionen deberán ser lo más globalizadores, dinámicos, abiertos y flexibles posibles y contarse con criterios evaluativos suficientes y organizados.

"Construir mejores instrumentos, más inteligentes, coherentes con el proceso de aprendizaje y con nuestros supuestos básicos, se convierte en un desafío que puede contribuir considerablemente con la modificación de las prácticas evaluativas." Liliana Sanjurjo, 1994





ALGUNAS FRASES PARA DISCUTIR Y REFLEXIONAR SOBRE EL TEMA:

* "...el examen es una de las causas por las que los alumnos "estudian", aunque a veces repitan información que no comprenden y que pronto se les olvidará" Diaz Barriga.
* "El juicio de valor que la evaluación realiza se basa y se nutre del diálogo, la discusión y la reflexión compartida de todos los que están implicados directa o indirectamente en la actividad evaluada" Santos Guerra.
* "La investigación del profesor sobre su práctica, nacida de las preguntas que se han formulado, permite descubrir las claves de su actuación" Santos Guerra.
* "La evaluación podría ser referida básicamente al estudio de las condiciones que afectaron al proceso de aprendizaje, a las maneras como éste se originó, al estudio de aquellos aprendizajes que no estando previstos curricularmente ocurrieron en el proceso grupal, en un intento por comprender el proceso educativo" Morán Oviedo
* "Lejos de ser una problemática aséptica, neutra, las prácticas evaluativas " son materializaciones de esquemas ideológicos" Antebi, Carranza, citado por Liliana Sanjurjo, 1994
* "La evaluación en la escuela tiene directamente que ver con el fracaso escolar, éste con la deserción y ésta con la marginalidad" Liliana Sanjurjo
* "El examen no puede mejorar por sí , ni los procesos de aprendizaje ni el desarrollo de la educación: lo que sucede en un examen es consecuencia de lo que sucede en el aula" Liliana Sanjurjo

ALGUNOS CONSIDERACIONES GENERALES, ÚTILES A LA HORA DE EVALUAR:

* Como punto de partida el docente se preguntará: ¿Qué saben mis alumnos en relación con lo que les quiero enseñar? ¿Qué experiencias han tenido al respecto? ¿Cuáles son sus intereses? ¿Qué son capaces de aprender? ¿Cuáles son los aspectos menos comprendidos y/o menos profundizados del contenido a trabajar? ¿Qué imprecisiones y contradicciones se plantean?
* Docentes y alumnos deberán participar en todo el proceso de evaluación teniendo en cuenta todos los aspectos que se ponen en juego durante los procesos de enseñanza y de aprendizaje.
* La evaluación deberá estar siempre contextualizada respetando la diversidad del alumnado y las características de su entorno.
* Si partimos de una concepción del aprendizaje como proceso espiralado en permanente construcción y de la ciencia como producción histórica inacabada, entonces debemos preocuparnos por sostener coherentemente una concepción de la evaluación como tarea investigativa permanente, formativa e integral, de las dificultades y logros durante el proceso realizado por docentes y alumnos.
* Los instrumentos de evaluación que se utilicen deberán ser: abiertos (que no sólo evalúen memorización mecánica), flexibles ( que se puedan adaptar a las situaciones particulares), dinámicos ( que no se conviertan en rutinas previsibles), confiables ( que realmente nos brinden información clara sobre lo que queremos evaluar) y coherentes ( con respecto a las concepciones de evaluación, de enseñanza y de aprendizaje que se sostiene).
* Se debe tomar conciencia de que el proceso evaluativo es en sí mismo un proceso de aprendizaje y de enseñanza, si se deja de lado su tradicional enfoque selectivo y sancionador, si se lo considera en su objetivo fundamental de "conocer para ayudar".
* Tener en cuenta que en el caso de los conceptos su grado de comprensión es, en muchos casos, ilimitado. Por lo tanto debemos tener en claro cuál el grado o nivel de profundización que vamos a exigir de nuestros alumnos y hacérselos saber de antemano.
* Saber enunciar la definición de un concepto no basta para evaluar si el alumno integró dicho concepto en sus estructuras interpretativas. Su enunciación sólo nos dice que quien lo hace es capaz de recordar, pero no si comprende lo que expresa. Para tener un mejor conocimiento de lo que el alumno comprende, deberemos observar el uso de esos conceptos en situaciones diversas (debates, diálogos, experiencias, exposiciones, resolución de problemas, etc.).
* Sabemos lo trabajoso y casi imposible que resulta conocer en profundidad la complejidad de los procesos que cada alumno realiza en las condiciones laborales actuales. La cantidad excesiva de alumnos por curso y la cantidad excesiva de horas y de colegios en los que trabajan la mayoría de los docentes en los distintos niveles de enseñanza, hacen difícil la tarea de recabar información y abrir juicio valorativo sobre el desempeño diferenciado de cada alumno, soportando además las presiones institucionales. También sabemos que hay docentes que a pesar de las condiciones desfavorables trabajan, como dice Santos Guerra "con ilusión y empeño por mejorar la evaluación", mientras que otros en mejores condiciones "arrastran su rutina pacientemente". Si queremos mantener nuestra coherencia ideológica y nuestra salud psicofísica, tendremos que , romper el individualismo y hacer de este complejo proceso una tarea colectiva y cooperativa para que sea lo más justa posible y sirva para mejorar nuestra praxis de manera permanente.

" ...las condiciones de trabajo docente tendrían que permitir la individualización y diferenciación de las tareas, ya que la información particularizada que provee la evaluación formativa da lugar a la elaboración de estrategias didácticas también específicas. Esto plantea, a la vez, la necesidad de contar con un currículo flexible, que prevea tiempos diferentes en función de ritmos de aprendizaje distintos. Lo que requiere , a su turno, modificaciones en la organización institucional." Bertoni, A. Poggi, M y Teobaldo M, 1997

"Para realizar un trabajo de ese tipo, asentado en la reflexión rigurosa y sistemática de la práctica, en la comunicación con otros profesionales, en el diálogo compartido con los alumnos , hace falta contar con ayudas profesionales...disponer de medios materiales, contar con tiempos, disponer de canales para la difusión de los trabajos..." Miguel A. Santos Guerra, 1996

* Los alumnos pueden a lo largo del proceso de enseñanza ir aportando datos sobre qué ideas o conceptos se van confirmando, reestructurando o transformando respecto de las explicitadas en la evaluación inicial, qué aspectos les resultaron positivos y por qué, cuales consideran negativos, qué suprimirían, que agregarían, etc. Esta información permitiría luego reflexionar a fin de decidir si es necesario o no introducir cambios en la enseñanza. En este caso la palabra del alumno asume poder instituyente como colaborador activo del docente. Guiar al alumno de la heteroevaluación a la autoevaluación es un aporte a su emancipación.

"Los estudiantes no abusan del poder que implica la evaluación siempre y cuando sea un proceso que los involucre afectivamente. La evaluación cuando es vivida como un aporte para la mejora, y es recibida por el docente como una contribución y no como una amenaza, implica a los sujetos en el diálogo y en la reflexión." Vilma P de Di Pego, 1999

* Recoger información, proveniente de distintas fuentes y a través de distintos instrumentos, es un aspecto central del proceso evaluativo si se la usa no para calificar sino para comprender el proceso educativo y aportar la ayuda necesaria en la reconstrucción de los errores. La información recogida posibilitará entonces la emisión de juicios valorativos y la toma de decisiones pedagógico-didácticas. Se puede por ejemplo decidir profundizar, complementar, avanzar o incluso suspender la tarea planificada.
*  Es importante informar a los padres cuáles son los criterios, instrumentos, repercusiones, fundamentos y finalidades del proceso de evaluación tratando de convertirlos en "aliados inteligentes".
* El docente debe autoevaluarse, poner en tela de juicio su forma de evaluar. Si el educador no se interroga sobre su práctica evaluativa corre el riesgo de caer en la rutina y de no poder mejorar y aprender. Esta indagación puede hacerse junto a otros compañeros de la misma institución, en espacios compartidos de reflexión colectiva, en la medida de lo posible.


Palabras claves , ,
publicado por ricardolplaul a las 14:17 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
SOBRE MÍ
FOTO

Ricardo Plaul

escribir poesía, reflexionar sobre la realidad.

» Ver perfil

CALENDARIO
Ver mes anterior Enero 2018 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031
BUSCADOR
Blog   Web
TÓPICOS
» Cooperativismo (7)
» Eventos (0)
» Pedagogía (50)
» Poesía (175)
» política (191)
» Proyectos (4)
» Relatos cortos (23)
» Sociedad (59)
NUBE DE TAGS  [?]
SECCIONES
» Inicio
ENLACES
FULLServices Network | Crear blog | Privacidad